VIGILANCIA CIUDADANA

Contribuir en la mejora de las condiciones de vida y el hábitat de los barrios

El seguimiento presupuestal es importante para medir el compromiso de los gobiernos con la inclusión social a través de la planificación de políticas públicas y la asignación de recursos, así como el uso efectivo de los recursos mejorando la gestión, fortaleciendo los principios de transparencia, equidad, rendición de cuentas y gobernabilidad democrática.

ACCIONES

Promoción de espacios de análisis y reflexión, donde hombres y mujeres compartieron experiencias, intereses y necesidades, participando activamente en el desarrollo sostenible de la comunidad.

Fortalecimiento de capacidades sobre vigilancia ciudadana, portales del Estado en internet.

Conformación y fortalecimiento de grupos participantes, mujeres líderes y coordinadoras de OSB.

Establecer articulación entre la comunidad, el gobierno local e instancias implicadas.

Programar reuniones de seguimiento con los representantes de la sociedad civil.

Elaboración de reportes de vigilancia ciudadana sobre el presupuesto participativo por distrito. Las actividades de investigación incluyen un censo socioeconómico a nivel de hogares a una de las zonas más pobres del distrito de Villa El Salvador, mapeo de actores y elaboración de mapas socioeconómicos.

EXPERIENCIA DESTACADA: CBMS


Los Sistemas de Monitoreo Comunales (CBMS por sus siglas en inglés), fueron desarrollados a principios de la década de 1990 para proveer a los funcionarios públicos con información de base para seguir el impacto de la implementación de políticas públicas a nivel local.

Esta metodología se viene implementando en más de 10 países, entre los que se incluye: Bangladesh, Camboya, Indonesia, Laos, Pakistán, Filipinas, Vietnam, Benin, Burkina Faso, Ghana, Kenya, Nigeria, Tanzania y Zambia. El proyecto peruano es la primera implementación de este sistema en el continente sudamericano. Tras el proyecto, el Estado desarrolló el SISFOH, sistema que actualmente se implementa en los gobiernos locales del país.

El ámbito de intervención del Piloto es en el Parque Metropolitano, que está ubicado dentro del distrito de Villa El Salvador en la Región de Lima Metropolitana, capital del Perú. La zona cuenta con un aproximado 8000 habitantes distribuidos en cerca de 2300 lotes.

Para mayor información descargue el brochure del sistema aquí

DIMENSIONES

El Sistema de Monitoreo Comunal para la formulación de Presupuestos Sensibles al Género (CBMS-GRB) plantea una mirada de la pobreza desde el enfoque de capacidades planteado por Amartya Sen. Esto significa que se entiende a la pobreza como un recorte de las capacidades de la persona para hacer o ser aquello que considere (o sea considerado como) valioso. Desde esta perspectiva, indicadores como el ingreso per cápita o la presencia de servicios públicos no constituyen por si solos elementos para determinar si la población se encuentra en situación de pobreza o no. En ese sentido, para el proyecto CBMS-GRB se han identificado tres dimensiones para explicar la situación de pobreza: subsistencia, seguridad y empoderamiento.

SUBSISTENCIA: Son las condiciones mínimas de existencia, abarcan factores como: salud, alimentación y nutrición y, agua y saneamiento.

SEGURIDAD: Son situaciones reductoras de otras capacidades. Así tenemos dos grupos claves de indicadores: protección y amenazas.

EMPODERAMIENTO: Aquí se recogen aquellos elementos que generan capacidades para elegir superar condiciones desfavorables. Dentro de esta dimensión tenemos grupos de indicadores como ingreso, trabajo, educación, recursos relacionales y tiempo.

INDICADORES PRIORIZADOS

En esta experiencia se priorizó cinco indicadores para hacer el seguimiento de la situación socio-económico y la pobreza de una población urbana como la del Parque Metropolitano donde se realizó el proyecto piloto.

Se define como un hogar pobre:

INGRESO Hogares que no cubran el 55.6% de la canasta básica familiar limeña (S/. 2 112)
VIVIENDA SEGURA Hogares que no cumplen dos o ninguna de las tres condiciones: material resistente, vivienda consolidada, vivienda habitable.
NIVEL EDUCATIVO Hogares cuyo jefe de hogar no tiene secundaria completa y que ninguno de sus miembros mayores a 16 años asiste a algún programa de formación.
AGUA SEGURA Hogares que no cuentan con desagüe ni servicio de agua conectado a una red pública.
ESCASEZ DE ALIMENTOS Hogares que, al menos un día de los últimos 30 días, no ha tenido nada que comer.

Los resultados obtenidos dan cuenta del nivel de pobreza existente en el Parque Metropolitano. Cerca del 80% de los hogares se encuentran en una situación preocupante, no pudiendo alcanzar un nivel mínimo en dos de los cinco indicadores que el equipo ejecutor viene trabajando. Cerca de un 20% de los hogares se encuentra por debajo de este nivel mínimo para cuatro indicadores, lo que nos podría indicar un nivel de pobreza extrema.

Dentro del proyecto se hizo un especial énfasis en el análisis de mujeres y la diferentes causas y efectos que tiene sobre estas en comparación con los hombres. Analizando la situación de los hogares jefaturados por mujeres encontramos que existen brechas de género importantes para cuatro de las cinco categorías que considera el sistema de monitoreo comunal. Estas son para ingreso, vivienda segura, nivel educativo y escacez de alimentos.

Share This